Las cuentas de la Seguridad Social tuvieron un saldo positivo de 20.797,34 millones de euros hasta noviembre, lo que supone un 3,46 por ciento menos que en el mismo periodo de 2007 y la tercera disminución desde septiembre. Este superávit fue resultado de unos ingresos de 113.782,08 millones de euros, que crecieron el 6,89 por ciento, frente a unos gastos de 92.984,74 millones de euros, que crecieron el 9,51 por ciento. Este resultado se reducirá este mes por la paga extraordinaria de pensionistas, funcionarios y trabajadores de la Seguridad Social, cuyo importe previsto es de 5.900 millones, a la paga de desviación de la inflación de los pensionistas correspondiente a 2008, de unos 314 millones, y a gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria por valor de 850 millones
La Seguridad Social obtuvo un superávit de 20.797,34 millones de euros en los once primeros meses de 2008, cifra inferior en un 3,46% a la del mismo periodo del año anterior, cuando el superávit ascendió a 21.543,01 millones de euros, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración. Este resultado fue consecuencia de unos ingresos que alcanzaron los 113.782,08 millones de euros, un 6,9% más, y de unos pagos que sumaron 92.984,74 millones de euros, un 9,5% más que en el periodo enero-noviembre de 2007. Trabajo explicó que, al igual que viene sucediendo en meses anteriores, los gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria alcanzarían un importe de 850 millones de euros, motivo por el que disminuye el superávit.

Asimismo, el Ministerio señaló que este resultado se reducirá en diciembre como consecuencia de la paga extraordinaria a los pensionistas, funcionarios y trabajadores de la Seguridad Social, cuyo importe rondará los 5.900 millones de euros, y de la paga a los pensionistas por la desviación de la inflación en 2008, que ascenderá a 314 millones de euros.

En términos de caja, estas operaciones no financieras se concretaron en una recaudación líquida de 111.935,89 millones de euros, con un aumento del 7,7% respecto al ejercicio anterior, mientras que los pagos se incrementaron un 9,9%, hasta 92.717,05 millones de euros. Del volumen total de ingresos, el 90,47% correspondió a las entidades gestoras y servicios comunes a la Seguridad Social, y el 9,53% restante a las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Por su parte, el 89,58% de los pagos fue realizado por las entidades gestoras y el 10,42%, por las mutuas.

LOS INGRESOS POR COTIZACIONES SUBEN UN 5%.

Los ingresos por cotizaciones sociales sumaron en los once primeros meses un total de 98.920,6 millones de euros, un 5% más que en el mismo periodo del año anterior.

La mayor parte de los ingresos por cotizaciones correspondieron al Régimen General, el más numeroso del sistema, con un montante de 72.218,9 millones de euros, un 4,9% más. En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se recaudaron 9.715,7 millones (+8,3%), mientras que los ingresos por cotizaciones en el Régimen Especial Agrario (REASS) alcanzaron los 893,8 millones de euros, con un descenso del 29,4% respecto a los once primeros meses de 2007. El Régimen Especial de Empleados de Hogar aportó 456,5 millones en cotizaciones, un 2,9% más, el del Mar recaudó 278,7 millones de euros (+0,6%) y el del Carbón ingresó 178 millones de euros (+0,4%). Por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se recaudaron 7.530,6 millones de euros (-0,3%) y por cuotas de desempleados, 7.648,4 millones de euros (+14,7%).

En el conjunto del año, la Seguridad Social prevé ingresar un total de 104.615,49 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos por cotizaciones representaban a finales de noviembre el 94,56% de lo previsto para todo 2008.

Por su parte, las transferencias corrientes totalizaron 9.591,9 millones de euros hasta noviembre, lo que representa un incremento interanual del 11,9%. Los ingresos patrimoniales registraron una variación interanual del 33,8%, hasta alcanzar los 2.739 millones de euros. Esta evolución se debe fundamentalmente al incremento de los intereses generados por el Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

MÁS DE 80.000 MILLONES PARA PENSIONES CONTRIBUTIVAS.

En el capítulo de gastos, los pagos por prestaciones económicas a familias e instituciones ascendieron a 83.788,8 millones de euros en los once primeros meses.

De este montante, la mayor partida, 80.644,4 millones de euros, correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, con un aumento del 8,2%, habiéndose reconocido en el mes de noviembre por este concepto prestaciones por importe de 7.024,9 millones de euros. Dentro del sistema contributivo, se destinaron 72.340,5 millones de euros al pago de las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares), lo que supone un 8,1% más. El gasto en incapacidad temporal fue de 5.803,8 millones de euros, con un aumento interanual del 4,4%. Por su parte, las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo crecieron en el periodo enero-noviembre un 25,2%, hasta situarse en 1.972,04 millones de euros.

A finales de noviembre, las pensiones y prestaciones no contributivas registraron un importe de 3.144,4 millones de euros, con un crecimiento interanual del 9,9%.