La Seguridad Social obtuvo un superávit de 2.797,46 millones en enero, lo que supone un aumento del 47,2% en relación a igual mes de 2011, cuando se registró un saldo positivo de 1.900,5 millones, según datos difundidos este miércoles por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

El superávit obtenido por la Seguridad Social en enero, equivalente al 0,26% del PIB, fue resultado de unos ingresos por valor 11.139,2 millones de euros, un 12,6% más, y unos gastos por importe de 8.341,7 millones de euros, un 4,4% más que en enero de 2011.

El organismo obtuvo una recaudación líquida de 10.209,7 millones de euros, un 15,4% más que en enero del año pasado, mientras que los pagos presentaron un aumento del 6,5%, hasta los 8.227,9 millones de euros.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha pedido "cautela" a la hora de analizar los datos de ejecución presupuestaria de enero, pues nunca ha sido un mes "representativo" en esta materia, y además, los datos de afiliación al sistema, que suman ya siete meses a la baja, "están lastrando la principal fuente de ingresos" de la Seguridad Social.

En esta cifra faltan por computar gastos por un valor aproximado de 300 millones de euros, en concepto, sobre todo, de prestaciones por incapacidad temporal.

El Ministerio ha precisado que el volumen de ingresos obtenido en enero refleja un incremento de las transferencias recibidas del Estado por importe de 959,9 millones de euros como resultado del adelanto en el calendario respecto al ejercicio 2011, que se irá ajustando en los próximos meses.