La Seda de Barcelona presentó hoy el proyecto 'Petauto', una iniciativa de I+D que ha desarrollado junto a los fabricantes de componentes Zanini y Ficosa y el Centro Tecnológico Leitat, para fabricar los primeros prototipos de retrovisores, tapacubos e insignias de PET reciclado. En un encuentro con los medios, el presidente de la química catalana, José Luis Morlanes, explicó que con este proyecto La Seda ahonda en su diversificación de negocio y le permitirá acceder a un mercado potencial de aproximadamente 300.000 toneladas de PET anuales, que es lo que ahora consume la industria europea de la automoción en compuestos como la poliamida y ABS.