La empresa química La Seda de Barcelona redujo su beneficio bruto de explotación (Ebitda) a 300.000 euros el primer trimestre, frente a los 35,4 millones del mismo periodo de 2008, informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La facturación se redujo casi a la mitad, con 258 millones de euros hasta marzo, frente a los 437 del primer trimestre del año pasado. La Seda atribuyó esta caída de ingresos a la bajada de los precios de las materias primas y, en consecuencia, de la reducción de los precios de venta de PET y PTA motivados por la reducción de precios del crudo.  Añadió que la comparativa es "especialmente negativa" este trimestre porque compara con máximos del crudo registrados el año anterior. Además, a pesar del repunte del mercado en el primer trimestre del 2009, los márgenes del grupo se vieron reducidos debido a factores como paradas técnicas de la planta de PTA en Wilton (Reino Unido) y bajos ratios de utilización de la capacidad productiva de las fábricas.