La compañía química catalana ha comunicado a través de la CNMV la firma de una prórroga de otros 60 días en el vencimiento de la deuda. Este acuerdo, junto a la posible ayuda financiera por parte del Institut Català de Finances, suponen "un paso adelante en el plan de reestructuración aprobado en el consejo de administración en su sesión del 25 de julio pasado".