La Seda de Barcelona SA prevé cerrar el año con unas ventas proforma de unos 2.100 millones de euros tras la adquisición de ocho plantas de transformación de PET al grupo australiano Amcor por una suma no superior a los 430 millones de euros. En una nota de prensa, la química catalana calcula que el EBITDA en términos proforma será de unos 175 millones de euros.