El grupo químico La Seda de Barcelona ha presentado una oferta para producir preformas de plástico PET en Rumanía para la multinacional Coca-Cola, según ha anunciado hoy su presidente, Rafael Español. Coca-Cola quiere unificar su producción de preformas del mercado del Este de Europa en una sola instalación industrial que tendrá una capacidad de un billón de preformas al año. La Seda compite con otras cuatro o cinco ofertas, según ha avanzado Rafael Español al finalizar un desayuno-coloquio en el que explicó cómo reflotar una empresa en crisis a partir del ejemplo de la compañía que preside, que tiene su sede en El Prat de Llobregat (Barcelona).