La Seda obtuvo un beneficio atribuible de 10,04 millones de euros en los nueve primeros meses de 2007, lo que supuso un aumento del 185% frente al mismo periodo de 2006. La cifra quedó por debajo de las estimaciones de los analistas consultados por Reuters, que habían previsto como promedio un beneficio atribuible de 17,16 millones.