La Comisión de Valores de EEUU (SEC) investiga si empleados del banco de inversión Lehman Brothers, que quebró el pasado mes de septiembre, utilizaron de manera indebida información sobre inminentes mejoras o rebajas en las recomendaciones sobre acciones, según se desprende de una carta remitida por el senador republicano Charles Grassley a los reguladores de Wall Street, recogida por el diario 'The Wall Street Journal'.
Las acusaciones aparecen reflejadas en el proceso de arbitraje de una disputa laboral protagonizada por el ex analista de Lehman Edward Parmigiani, según señala la misiva, que fue enviada a los reguladores para confirmar si habían procedido a investigar dichas circunstancias.

Según la carta de Grassley, los analistas enviaban sus informes a la división interna de Lehman responsable de comunicar las variaciones en las recomendaciones de las acciones antes de que los cambios fueran aprobados por Lehman.

"En 2005, Parmigiani envió un informe mejorando la recomendación sobre Amkor Technology. En el lapso de tiempo desde el envío del documento y su publicación, las acciones de Amkor subieron un 12%", señala la carta, que cita otra ocasión en la que un analista dijo que debía regresar a la oficina para advertir a sus clientes de que Lehman iba a rebajar la recomendación sobre las acciones del sector químico en EEUU.

Asimismo, el senador sugiere que los empleados de Lehman Brothers también vulneraron las reglas de conducta respecto a la separación de las funciones de análisis y banca de inversión.

A este respecto, la carta expone que en una ocasión, un ejecutivo de Lehman advirtió a Parmigiani para que no bajara su recomendación sobre ChipPac ya que Lehman estaba involucrada en negociaciones con dicha compañía.