La Comisión de Valores de EEUU (SEC) investiga si empleados del banco de inversión Lehman Brothers, que quebró el pasado mes de septiembre, utilizaron de manera indebida información sobre inminentes mejoras o rebajas en las recomendaciones sobre acciones, según se desprende de una carta remitida por el senador republicano Charles Grassley a los reguladores de Wall Street, recogida por el diario 'The Wall Street Journal'. Las acusaciones aparecen reflejadas en el proceso de arbitraje de una disputa laboral protagonizada por el ex analista de Lehman Edward Parmigiani, según señala la misiva, que fue enviada a los reguladores para confirmar si habían procedido a investigar dichas circunstancias. Según la carta de Grassley, los analistas enviaban sus informes a la división interna de Lehman responsable de comunicar las variaciones en las recomendaciones de las acciones antes de que los cambios fueran aprobados por Lehman.