La Reserva Federal de Estados Unidos ha inyectado 6.000 millones de dólares más al sistema monetario, lo que supone la tercera entrada de liquidez esta semana. El banco central estadounidense inyectó el martes 12.500 millones de dólares y el miércoles, otros 16.000 millones. La Reserva Federal, a través de su banco regional de Nueva York, encargado de realizar este tipo de aportaciones de liquidez, aceptó hoy la compra de deuda por un valor total de 6.000 millones de dólares, aunque las ofertas recibidas ascendieron a 107.900 millones de dólares.
La deuda adquirida por un valor total de 6.000 millones y a catorce días de plazo está respaldada por títulos del tesoro. A diferencia de jornadas anteriores, en esta ocasión la deuda adquirida no estuvo respaldada por títulos de agencia ni por créditos hipotecarios. La compra de instrumentos financieros es la principal herramienta con la que cuenta la Reserva Federal para inyectar liquidez en el sistema y así contribuir a mantener los tipos de interés interbancarios cerca de su objetivo, que ahora se sitúan en el 4,75%.