La Reserva Federal de Estados Unidos ha inyectado 5.000 millones de dólares (3.684 millones de euros) al sistema monetario mediante operaciones de recompra pactadas a dos días de plazo, lo que supone el sexto día consecutivo de inyecciones de liquidez por parte del banco central. Durante la semana pasada la Reserva Federal inyectó 31.750 millones de dólares en operaciones de distintos plazos y repartidos en todos los días laborables de la semana. El banco central compró deuda por valor de otros 5.000 millones de dólares, a través de su banco regional de Nueva York, encargado de realizar este tipo de aportaciones de liquidez. El organismo -encargado de la política monetaria del país- recibió ofertas de venta que ascendieron a 42.900 millones, de los que 7.850 se correspondieron a deuda con hipotecas como colateral. La deuda adquirida, a un tipo de interés máximo del 5,29% y con vencimiento a dos días, estaba respaldada por títulos del tesoro público (4.125 millones) y de agencia (875 millones).