Las obligaciones españolas a diez años comenzaron hoy la sesión en el mercado secundario de deuda pública con un repunte de una centésima en su rendimiento, que se situó en el 3,84%. Por eso, el precio de estos títulos se redujo hasta el 103,76% desde el 103,89% con que cerraron ayer, dado que ambas magnitudes siempre se mueven en sentido contrario.