La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años perdió hoy cinco centésimas y se situó en el 4,04 por ciento en los primeros minutos de la sesión en el mercado secundario de deuda pública.  Este retroceso supone un encarecimiento para el precio de estos títulos, ya que evoluciona siempre a la inversa de su rendimiento, con lo que los bonos pasaron al 104,60 por ciento, desde el 104,20 por ciento del cierre de ayer. En cuanto al rendimiento de los bonos internacionales de referencia, el alemán perdió cinco centésimas -igual que el español- y comenzó la jornada en el 3,14 por ciento, mientras que el estadounidense se situó en el 2,75 por ciento, tras deshacerse de tres centésimas. Respecto a los futuros sobre estos dos bonos, el precio del alemán subió hasta el 122,76 por ciento, desde el 122,30 por ciento, en tanto que el estadounidense se colocó en el 123,24 por ciento