Las obligaciones españolas a diez años iniciaban hoy la sesión en el mercado secundario de deuda pública con un retroceso de cinco centésimas en su rentabilidad, que se situaba en el 4,37%. Por lo tanto, el precio de estos títulos, que evoluciona en sentido contrario al rendimiento, subía hasta el 108,92% desde el 108,55 que marcaba ayer en el momento de finalizar la jornada.