El rendimiento de las obligaciones españolas a diez años perdió hoy tres centésimas y se situó en el 3,78 por ciento en la apertura de la sesión en el mercado secundario de deuda pública. Este retroceso supone que el precio de estos títulos de deuda -que se mueve en sentido inverso a su rendimiento- subió hasta el 104,23 por ciento, desde el 103,94 por ciento del último cierre.