La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años se situaba en el 3,91%, según los operadores consultados . De esta forma, el precio de estos títulos, que se mueve en sentido inverso a su rendimiento, subía hasta el 103,24%, frente al 103,16% con que terminó ayer.