La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años permanece en el 4,38% en la apertura de la sesión del mercado secundario de deuda pública, el mismo nivel que marcó ayer al cierre de la jornada. Esto supone que el precio de estos títulos de deuda, que suele evolucionar al contrario que el rendimiento, tampoco se aleja en exceso del alcanzado ayer a última hora de la sesión, que rozó el 108,60 por ciento. El bono alemán cede una centésima y sitúa su rendimiento en el 4,23 por ciento.