Iberdrola ve disminuida su producción eléctrica en los primeros meses del años, mientras que las energías renovables vienen pegando fuerte y amplían su valor en la compañía y en todo el mercado español.
La compañía eléctrica Iberdrola S.A. hace pública una caída del 1,4% interanual en el primer semestre a 69,85 teravatios/hora.

Pese a este dato negativo, Iberdrola mantuvo el crecimiento de la producción de energías llamadas limpias, aumentando un 24% en el primer semestre, consiguiendo un 15% de peso en el conjunto de la compañía. Pero no sólo dentro de la propia Iberdrola se abre paso esta opción, su filial Iberdrola Renovables alcanza una posición alta en el Ibex de estas últimas jornadas.

La mayor aportación fue la de los ciclos combinados, del 45,2%, mientras que las nucleares supusieron un 16%.
La potencia instalada de Iberdrola ascendió a 43,925 gigavatios en el primer semestre, lo que supone un 6% más que en el mismo periodo del año anterior. Más de la mitad de esta potencia instalada de Iberdrola está en España.