La prima de riesgo de los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se mantenía por encima de los 300 puntos básicos en la apertura de los mercados.

En concreto, la deuda española a diez años ofrecía este lunes una rentabilidad del 5,7%, con un diferencial de 303,3 puntos básicos respecto al 'bund' alemán.

En el caso de la deuda italiana, el 'spread' se relajaba ligeramente hasta los 269,1 puntos básicos, con un interés del 5,4%, mientras que los bonos portugueses establecían una brecha respecto al 'bund' de 855,8 puntos básicos y una rentabilidad del 11,2%.

Pese a la rebaja del rating de su bono al abismo de default, el diferencial de la deuda griega bajaba levemente, hasta los 1.209 puntos básicos, con una rentabilidad del 14,7%, mientras que el 'spread' de los bonos irlandeses subía hasta los 941,9 puntos básicos, con una rentabilidad del 12,1%.