La prima de riesgo de los bonos españoles a diez años respecto al 'bund' alemán registraba un nuevo máximo histórico al alcanzar un diferencial de 311 puntos básicos, lo que aproximaba la rentabilidad de la deuda española al 6%.
 
Por su parte, los 'spreads' de la deuda de otros países periféricos del euro también registraban subidas, que en el caso de Grecia elevaban la prima de riesgo a 933 puntos básicos, mientras que en el caso de Irlanda llegaba a 707 puntos básicos y a 470 puntos básicos en el caso de Portugal.