El diferencial de rentabilidad del bono griego a diez años frente al bund alemán se amplía hasta marcar un nuevo récord, en 412 puntos básicos, desde los 392 puntos básicos que marcó al cierre de ayer en Nueva York, poco después de haber renovado sus máximos. Los seguros de impago (CDS) también repuntan por encima de los 400 puntos básicos.