El diferencial de rentabilidad del bono español a diez años frente al bund alemán acelera sus subidas hasta alcanzar los 80 puntos básicos (3,88% frente al 3,08%). El repunte se produce en línea con los máximos históricos que registra el iresgo país de Grecia, por encima de los 500 puntos básicos, en el primer día de las conversaciones con la UE y el FMI sobe el rescate financiero.