Los títulos de BME suben un 2,55 por ciento para colocarse en los 44,60 euros. Se ven impulsados por el hecho de que la bolsa londinense (London Stock Exchange) ha reconocido conversaciones para hacerse con la bolsa italiana, para lo que se barajan precios de 1.500 millones de euros. La bolsa italiana es uno de los objetivos de compra en el actual movimiento de concentración de las bolsas mundiales, y de hecho el verano pasado NYSE Euronext ya mostró su interés en ella. BME se ve como un objetivo interesante de compra para otras bolsas, ya que cotiza a ratios atractivos, respecto a la media de bolsas europeas (descuento del 10%).