Miembros de la Fiscalía de Bonn y de la Policía alemana procedieron hoy al registro de la sede central de la compañía telefónica germana Deutsche Telekom por el escándalo de espionaje en el que se está viendo involucrada. El rotativo de Bonn General Anzeiger informa en su edición digital de que la Fiscalía no quiere pronunciarse por ahora sobre el caso, a la espera de estudiar el material incautado en las oficinas de Deutsche Telekom. La empresa telefónica alemana reconoció el pasado fin de semana haber espiado las conversaciones telefónicas de varios periodistas y miembros destacados del propio consorcio en los años 2005 y 2006.