La compañía sueco-finlandesa Stora Enso, uno de los mayores productores mundiales de papel, volvió a tener beneficios en el primer trimestre de 2010 al ganar 102 millones de euros (135 millones de dólares), gracias al recorte de los costes y a una ligera recuperación del mercado, informó hoy la empresa.

En el mismo periodo de 2009, Stora Enso tuvo una pérdida neta de 36 millones de euros (47,8 millones de dólares al cambio actual), lo que llevó a la compañía a adoptar un plan de ahorro que incluía el despido de 2.000 trabajadores.