La OPEP ha vuelto a  rebajar su previsión mundial de demanda de crudo para este año, que cifra ahora en 84,03 millones de barriles diarios (mbd), lo que supone un 1,83% menos que en 2008, lo que supone un descenso mayor que el calculado hace un mes. Según el informe mensual publicado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la crisis económica ha erosionado con fuerza el consumo de "oro negro" y en los primeros cuatro meses del año se registró un retroceso "récord", de 2,7 mbd, respecto a la demanda del mismo período del año pasado.