La OPEP, productor de más de un tercio de la producción mundial de petróleo, prevé un fuerte crecimiento de la demanda mundial de crudo en 2008 y advirtió de que existe una alta probabilidad de que persistan los problemas de refino. El cártel considera que el próximo año se consumirán casi 87 millones de barriles diarios, lo que representa una demanda superior en 1,56% a la actual.
El productor de más de un tercio de la producción mundial de petróleo, la OPEP, vaticina que el crecimiento anual de la demanda mundial de crudo será del 1,56% en 2008, tras aumentar el 1,49% este año, y se situará en los 86,94 millones de barriles diarios (mbd). Los datos publicados en el Informe Mensual del Mercado del Petróleo de la OPEP contrastan con los cálculos difundidos el viernes por la Agencia Internacional de Energía (AIE), que predijo que el crecimiento del consumo de crudo se acelerará el año próximo hasta el 2,5%, desde el 1,8% en 2007. Por el contrario, tras corregir ligeramente a la baja sus pronósticos del aumento de la demanda para 2007, los expertos de la OPEP ven mantenerse el ritmo actual de crecimiento en los primeros cálculos que difunden sobre el año próximo. Los cálculos están basados en un crecimiento económico mundial del 5% este año y del 4,9% en 2008. Según el nuevo informe, la demanda global de crudo se situará este año en una media de 85,59 mbd, 1,25 mbd más que en 2006, y subirá en 1,34 mbd en 2008. Algunos factores de riesgo, como un invierno boreal muy templado o demasiado frío, pueden hacer variar esta cifra en 150.000 bd hacia arriba o hacia abajo, precisan los expertos de la OPEP. Esperan que el mayor aumento del consumo petrolero se registre en los países en desarrollo, principalmente en China, la India y Oriente Medio. "El aumento de los costes de la energía, incluidos altos impuestos y medidas de ahorro energético, la creciente eficiencia y el uso de combustibles alternativos, están entre los principales factores que moderan el crecimiento de la demanda de crudo el año próximo", señalan. Del lado de la oferta, la OPEP vaticina que los suministros de sus competidores aumentarán en 1 mbd frente a 2007, hasta totalizar los 51,4 mbd en 2008. A partir de esas cifras calcula que el año próximo el mundo requerirá una media de 30,7 mbd del crudo de sus doce países miembros, volumen ligeramente inferior al de este año, de 30,8 mbd. Según el informe y de acuerdo a "fuentes secundarias", la OPEP bombeó en junio 29,98 mbd, 97.000 bd menos que el mes anterior. La producción de junio coincide con la media calculada como "demanda de la OPEP" para el segundo trimestre, de 30 mbd, pero es inferior a la del actual trimestre, de 30,9 mbd, y al volumen del crudo de la organización que el mundo requerirá en los últimos tres meses del año, de 31,1 mbd.