La OPEP ha vaticinado que el crecimiento anual de la demanda mundial de crudo será del 1,56 por ciento en 2008, tras aumentar un 1,49 por ciento este año, y se situará en los 86,94 millones de barriles diarios (mbd). Los datos publicados en el Informe Mensual del Mercado del Petróleo de la OPEP contrastan con los cálculos difundidos el viernes por la Agencia Internacional de Energía (AIE). Este organismo predijo que el crecimiento del consumo de crudo se acelerará el año próximo hasta el 2,5 por ciento, desde un 1,8 por ciento en este 2007.