La demanda mundial de petróleo de la OPEP para 2010 será de una media de 27,97 millones de barriles al día, lo que supondría un descenso de 480.000 barriles respecto a 2009, frente a la caída de 380.000 barriles prevista con anterioridad por parte de la organización petrolera. El precio del barril tipo West Texas se sitúa ahora por debajo de los 71 dólares, en 70,76 dólares, con una caída del 0,23%.