La cumbre del G-20 celebrada en Londres ha supuesto un "importante paso adelante" en el "difícil camino" que queda por delante para salir de la crisis financiera mundial, según indicó hoy el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia. En un comunicado, Somavia dijo que los líderes del G-20 realizaron progresos importantes para consolidar una respuesta internacional coordinada, aunque recordó que las dificultades para alcanzar un enfoque común "no deben ser subestimadas".  Asimismo, celebró el énfasis puesto por los 'líderes' en la protección social y la creación de oportunidades de empleo, y dijo que la OIT "espera trabajar con otras instituciones del sistema de la ONU para evaluar las acciones emprendidas sobre estos temas y las que sean necesarias para el futuro".