La española Repsol YPF  está en una posición más débil que la italiana Eni SpA y la japonesa Nippon Oil Corp.  para hacerse con un contrato para desarrollar el campo petrolífero iraquí de Nassiriyah, pero aún no se ha tomado una decisión definitiva, dijo el miércoles un funcionario iraquí conocedor de la situación. "Repsol está en una posición más débil que los otros dos competidores", indicó el funcionario en una entrevista telefónica. Un portavoz de Repsol declinó hacer comentarios. En enero, Irak invitó a las tres compañías a competir por ese campo, que se calcula que tiene unas reservas estimadas de alrededor de 4.000 millones de barriles de crudo. El ministro iraquí para el petróleo, Hussein Shahristani, había dicho previamente que el campo podría producir 100.000 barriles al día 18 meses después del comienzo de las operaciones.