La Organización de Conumidores y Usuarios (OCU) estima que el retraso de dos días en la fecha de valoración de las transferencias supuso 195 millones de euros a favor de la banca en concepto de intereses generados por la colocación en el mercado interbancario de 9 billones de euros en operaciones efectuadas en España durante el año pasado. OCU explicó hoy que la fecha real de una determinada operación no coincide con la fecha valor que la entidad bancaria aplica, es decir aquella en la que dicho ingreso comienza a tener efectos en la cuenta de destino, lo que, a juicio de OCU, "provoca situaciones inaceptables".