La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) recomienda a España flexibilizar el mercado laboral y abaratar el despido, según se recoge en el informe 'Objetivo crecimiento 2009' presentado hoy en París, en el que se indica igualmente que la economía de los 30 países más desarrollados del mundo vive una de las recesiones más graves desde al menos los años ochenta. Frente a la crisis, la OCDE apuesta por continuar adelante con las reformas estructurales y, en el caso de España, cree conveniente que el Gobierno permita a las empresas derogar más fácilmente la aplicación de los acuerdos salariales y favorecer la supresión de las cláusulas de reajuste de la inflación. Además, pide reducir todavía más las indemnizaciones por despido de los contratos indefinidos y promover un contrato de trabajo único que contemple indemnizaciones por despido proporcionales a la antigüedad.