La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) considera "muy positivas" las medidas anunciadas el pasado viernes por el Gobierno español dirigidas a reformar el sistema de pensiones y entre las que se incluyen la propuesta de elevar de 65 a 67 años la edad oficial de jubilación, así como aumentar el número de años necesario para calcular la pensión. "La OCDE considera muy positivas dichas medidas que permitirán a España seguir la misma línea que otros países de la OCDE que han reformado su sistema de pensiones", indica la institución que agrupa a las economías más desarrolladas del mundo que, sin embargo, advierte de que se necesitan "esfuerzos complementarios" para atajar el problema de la sostenibilidad del sistema de reparto.