La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indicó anoche que la crisis económica global tendrá un fuerte impacto en el empleo y auguró que las cifras de paro serán de dos dígitos en muchos países tanto desarrollados como en vías de desarrollo. "Para finales de 2010 la tasa de paro podría estar acercándose a los dos dígitos en todos los países del G-8 con la única excepción de Japón y en toda la zona de la OCDE", asegura la organización en un informe de previsiones remitido a los ministros de Trabajo de grupo de las siete economías más industrializadas del mundo más Rusia (G-8).