El Producto Interior Bruto (PIB) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) creció un 0,8% en el cuarto trimestre, frente al crecimiento de seis décimas de los tres meses anteriores, impulsado por la recuperación de EEUU y Japón.