Las acciones de Reyal Urbis se han estrenado en su primer día en bolsa, tras la culminación del proceso de fusión entre las dos compañías, con alzas del 5,5 por ciento. Han marcado su primer cambio en los 10,5 euros, frente a los 10 euros fijados como precio de referencia.
Tras la opa lanzada por la constructora sobre la inmobiliaria, Reyal Urbis contará con un 25 por ciento de acciones negociadas libremente en el mercado o "free float", mientras que el 75 por ciento restante pertenecerá a la familia Santamaría. Reyal Urbis cuenta con activos de promoción, suelo y patrimonio valorados en unos 10.300 millones de euros y controlada por la familia de su presidente, Rafael Santamaría, que ostenta el 75 por ciento de su capital social. Socios Alrededor del 20 por ciento restante del capital está en manos de un conjunto de socios que entraron en el capital de Reyal a través de distintas operaciones de capital. Es el caso de Corporación Financiera Issos, Inmobiliaria Lualca, EBN, Porcelanosa, Ibercaja, Unicaja, además de un grupo de directivos. La fusión de Reyal y Urbis se enmarca en la reestructuración que actualmente registra el sector inmobiliario.