La tasa de cambio de la moneda china frente al dólar ha bajado hoy de los siete yuanes por dólar y se situó en una cota de 6,9992. Es el cambio más caro desde que el Banco Popular de China (central) desvinculase en julio de 2005 su moneda del dólar. Desde entonces, el yuan ha experimentado una lenta pero continuada alza, que sin embargo no es suficiente ni para Estados Unidos ni la Unión Europea, que continúan demandando una mayor liberalización de la moneda china para equilibrar la balanza comercial.
China mantuvo casi fijo, con una leve banda de oscilación, el tipo de cambio del yuan con respecto al dólar durante ocho años, y el 21 de julio de 2005 permitió que esa banda aumentara el tres% pero en base a una "cesta de divisas" en la que se encontraban también el euro y el yen. En mayo del año pasado el banco central dio un paso más en la flexibilización aunque sólo respecto al dólar, al permitir que su oscilación de su moneda de hasta el 0,5% frente al 0,3 anterior.