La mayoría de los bancos europeos pasaría una "prueba de tensión" como la realizada a las grandes entidades financieras estadounidenses, pero los bancos alemanes, irlandeses y nórdicos todavía se ven débiles debido a una falta de reservas de capital en esos países, dijo Deutsche Bank. "Preferimos concentrarnos en los ganadores de participación de mercado y en historias de sólidas reestructuraciones en el sector bancario europeo, más que en asuntos únicamente cíclicos", dijo la correduría del banco en una nota a clientes. La firma comentó que en especial le gustaban los ganadores de cuotas de mercado como BNP Paribas, National Bank of Greece  y Banco Santander mientras que afirmó que prefería UBS, Dexia  y Lloys Banking Group por su estructura.