La compañía rusa de telefonía móvil MTS, la mayor del país en cuanto a número de abonados, informó hoy de que ha unido sus redes a las del grupo español Telefónica, que opera en 25 países bajo las marcas de Movistar y O2. En el marco del acuerdo, MTS traspasa la administración de su tráfico a las redes de Telefónica en España, República Checa, Gran Bretaña, Alemania, Irlanda, Eslovaquia y otros países en los que está presente la compañía española, según el comunicado.