La libra se mostraba débil frente a otras principales divisas después de conocerse descensos inesperados en la producción industrial y el PMI de servicios, indicando cierta ralentización del crecimiento en el Reino Unido. La producción industrial de septiembre bajó un 0,4% mensual frente a la previsión de una subida del 0,2%; mientras que el PMI de Servicios de octubre cayó al 53,1 frente al 56,7 en septiembre, situándose en el nivel más bajo en cuatro años.