La moneda británica se cambia esta mañana a 2,018 dólares, frente a los 2,017 dólares de ayer, con lo que ha alcanzado su máximo nivel desde 1981. La razón es que el mercado especula con que el banco emisor suba el precio del dinero un cuarto de punto hasta el 5,75 por ciento en su próxima reunión. Mientras, el euro supera de nuevo la barrera de los 1,36 dólares.