Los accionistas de Altadis decidirán el próximo martes si levantan los blindajes estatutarios que limitan los derechos de voto en la compañía, que son del 10%, condición fijada por Imperial Tobacco para seguir adelante con su OPA sobre la tabaquera hispanofrancesa. La Junta General Extraordinaria de Accionistas se pronunciará sobre la modificación del artículo 24 de los Estatutos Sociales en pleno período de aceptación de la opa de Imperial, que ofrece 50 euros por acción. El plazo para acudir a la oferta finaliza el 11 de enero próximo.
El consejo de administración de la tabaquera hispanofrancesa ha recomendado a los accionistas aceptar la opa de Imperial, al considerar que se trata de una oferta atractiva. Además, los consejeros de Altadis que poseen títulos de la tabaquera han manifestado su intención de acudir a la oferta, salvo que se presente una OPA competidora. Los directivos de Altadis con participación significativa en la tabaquera son Cesar Alierta, que posee 170.666 acciones de la compañía, Gonzalo Hinojosa, (20.000 acciones), Jean-Dominique Comolli, (10.564), y Javier Gómez Navarro (1.430), mientras que el presidente, Antonio Vázquez, tiene un paquete de 50 acciones. Los principales accionistas de la tabaquera hispanofrancesa son The Bank Of New York, que posee el 9,9% del capital, Credit Suisse, (6,3%), Morgan Stanley (5,7%), Deutsche Bank (5,2%) y Franklin Resources (cinco%). OPA a 50 euros por título El pasado 18 de julio, la británica Imperial Tobacco registró su OPA sobre la totalidad de Altadis en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a 50 euros por acción, lo que supone valorar la compañía en 12.600 millones de euros. Imperial había protagonizado dos acercamientos preliminares a 45 y 46 euros por acción, que fueron rechazados por el consejo de administración del grupo. La oferta final superó la supervisión de la Comisión Europea, que autorizó la adquisición a cambio de que Imperial se deshaga de algunas marcas de tabaco de liar y de pipa, y de la CNMV, que dio el visto bueno a la operación el pasado 7 de noviembre. Imperial aún no ha concretado sus planes El grupo británico no ha concretado los planes para Altadis cuando cierre la operación, aunque sí ha adelantado que pretende conservar las tres líneas de negocio (cigarrillos, puros y logística), aunque no descarta emprender planes de reestructuración que afecten a la plantilla de la empresa. La mayor incógnita es qué ocurrirá con Logista, filial de Altadis para la distribución de labores de tabaco en Europa, ya que Imperial se verá obligada a lanzar una opa sobre el cien por cien del capital o a poner a la venta su participación, que ascenderá al 57,52%.