China registró durante el primer trimestre del año una caída del 20,6% de la inversión extranjera directa, que se situó en 21.800 millones de dólares (16.455 millones de euros), según hizo público hoy el Ministerio de Comercio. En marzo, la inversión extranjera directa fue de 8.400 millones de dólares (6.340 millones de euros), un 9,5% menos que hace un año. Se trata del sexto mes consecutivo en que China encaja un descenso, si bien la caída es cuantitativamente menor que la padecida en febrero (un 15,8%) y enero (32,6%). No obstante, los encargados de dar a conocer los últimos datos económicos reconocieron que la situación sigue suponiendo un desafío, y que el Gobierno deberá tomar medidas y apoyar a los exportadores.