La inversión de las compañías chinas en el extranjero casi se cuadruplicó en los cuatro primeros meses de este año al crecer 353 por ciento hasta los 19.340 millones de dólares (12.554 millones de euros). Aunque la cifra está todavía muy alejada de la inversión foránea que recibe el país asiático, el total supera a toda la inversión de las empresas chinas en el extranjero en todo el 2007, cuando alcanzó los 18.760 millones de dólares. La estrategia política china de inversión en el extranjero fue creada en 1999 por Pekín bajo el nombre "más allá de las fronteras" y está destinada a estimular la inversión y el comercio en el extranjero.