La inflación anualizada de la eurozona se situará en abril en el 1,5%, lo que supone un incremento de una décima respecto al mes anterior, según los datos de la estimación provisional avanzada por Eurostat.

De este modo, el diferencial de precios entre España y la zona euro se sitúa en una décima, después de que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en España alcanzase en abril una tasa anual del 1,6%.