Según el millonario, la decisión de China de mantener su moneda débil ha provocado que pierdan el control de la inflación.


“Si bien esta política ayudó a aislar a China de la crisis financiera de 2008, la segunda economía del mundo ha perdido su oportunidad de permitir que el yuan se apreciara para controlar la inflación” ha dicho Soros, presidente de Soros Fund Management, en una conferencia en Bretton Woods según informa Bloomberg.

Soros ha añadido que “ahora mismo la inflación está fuera de control y podría causar un grave peligro en la relación precios-salarios”.

El aumento del yuan respecto al dólar fue de un 4,6% en los dos últimos años, el segunda menor crecimiento de las diez divisas analizadas por el portal de finanzas americano, a pesar del crecimiento económico de China y de que sus reservas de moneda extranjera alcanzaron un nuevo record. En comparación, la rupia indonesa se ha revalorizado un 31% desde abril de 2009, el won surcoreano un 22% y el dólar de Singapur un 21%. Tan solo el dólar de Hong Kong, vinculado al americano, se ha apreciado menos que el yuan.

China ha resistido a las presiones que provienen de Estados Unidos de permitir que el yuan se apreciara de forma más rápida, rechazando el argumento del Secretario del Tesoro norteamericano, Timothy F. Geithner, de que una divisa más fuerte haría más fácil manejar la inflación.

“Si bien, los tipos de cambio pueden ser una herramienta efectiva para contener la inflación en algunos países, no creo que sirva en el caso de China” ha dicho Li Cui, economista jefe del Royal Bank of Scotland en Hong Kong. “No me sorprende ver una inflación tan alta en China; el aumento en los precios se debe principalmente al crecimiento de la demanda doméstica, mientras que la inflación importada juega un papel marginal” ha añadido.

La inflación fue del 5,2% en marzo, superando las previsiones del gobierno para ese mes. La divisa china se cambia a 6,5367 dólares en Shangai, cerca del máximo de los últimos 17 años.