El consejero delegado de British Energy, Vincent de Rivaz, reclama subsidios para la industria nuclear y advierte de que en caso contrario no se podrán construir nuevas centrales atómicas en el Reino Unido. En unas declaraciones que publica hoy el diario Financial Times, De Rivaz advierte de que, sin esa ayuda pública, la industria nuclear no podrá competir en términos de igualdad con otras fuentes poco contaminantes como la energía eólica. Esa advertencia de la industria pone en tela de juicio, señala el diario, los planes del Gobierno laborista de Gordon Brown, que desea la construcción de una nueva generación de plantas nucleares sin ayuda pública alguna. En los últimos meses, el Gobierno británico ha prometido subsidios más generosos para la energía eólica "offshore" (frente a las costas), así como apoyo a la construcción de centrales térmicas de carbón más limpias capaces de capturar y almacenar sus propias emisiones de CO2.