La recuperación económica británica será "frágil" en 2010 pues habrá más supresión de puestos de trabajo y congelación de sueldos, advirtió hoy en un informe la Confederación de la Industria Británica (CBI, siglas en inglés). El desempleo puede llegar a 2,8 millones de personas en el próximo otoño boreal (frente a los actuales 2,4 millones) con un "muy apretado" aumento de los salarios, agregó la confederación.